La escases de agua no es solo cosa del tercer mundo.

La escases de agua no es solo cosa del tercer mundo.

En países ricos también falta el agua. .

Hay datos que no deben asustarnos sino prevenirnos. Como la mayoría de nosotros sabe (y si no es muy buen momento para enterarte) nuestro planeta es un 70% agua. Sin embargo un 96,5% de ese 70 % es  salada. Si bien es cierto que, gracias a la tecnología apropiada, este agua puede ser apta para el consumo humano, tiene un costo y procesos tan dificultosos que hacen complicada su transformación.

Se calcula, por tanto, que la cantidad de agua dulce que hay en la Tierra representa tan solo el 3.5% del total. De esos recursos el 90%  se encuentran en la Antártida. Entonces y atentos a esto: solo el 0.5% de agua dulce se encuentra en depósitos subterráneos y el 0.01% en ríos y lagos.

En algunos sectores de nuestro planeta hay agua en abundancia, y se desperdicia a diario.

En la actualidad, nuestro país se ve afectado por dos grandes problemas: la falta de acceso a
agua potable y saneamiento de toda la población y los impactos de los extremos climáticos, es
decir, inundaciones y sequías.

Pero  ¿es  este problema solo de países menos ricos? No, la respuesta es no, los invitamos a ver este documental donde nos brinda datos escalofriantes de diferentes regiones, entre ellos grandes potencias.

Este problema es de todos, de cada uno de nosotros, de nuestra tierra que ha sido tan maltratada que hoy nos esta diciendo que se siente cansada y nos pide un respiro. Por esa razón debemos tomar conciencia.

 

El agua es un recurso imprescindible para el sostenimiento y la reproducción de la vida en el planeta, al ser un elemento indispensable en el desarrollo de los procesos biológicos que la hacen posible. La subsistencia de la vida animal y vegetal, está unida a él y es por ello que el agua es un bien de primera necesidad para todo ser vivo. Cuidémosla antes que sea tarde.